La Reserva de la Biosfera de Sian Ka an

Creada por un decreto presidencial en 1986, la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an, de 13.675 km², es una de las áreas protegidas más extensas de México. El nombre maya significa “el lugar donde nació el cielo”, muy apropiado cuando se puede observar la salida del sol en esta bella costa. La zona es muy poco habitada, sólo hay un millar de habitantes permanentes, en su mayoría pescadores, chicleros y agricultores que trabajan y viven en las milpas.
Un tercio de la reserva es selva tropical, otro tercio son los manglares y marismas, y el tercio restante es el mar con la barrera de coral más grande del hemisferio occidental.

Sian ka’an cuenta con los ecosistemas más representativos de la península yucateca y el Caribe con una soberbia diversidad de fauna y flora. Aquí viven las cinco especies de felinos mexicanos –el jaguar, el puma, el ocelote, la taira, y el jaguarundi-, 300 especies de aves, monos araña, tapires, venados y manatíes de las antillas. Las playas caribeñas son un entorno propicio para el desove de las cuatro especies de tortugas marinas en extinción, mientras que los cocodrilos de Morelet y de los manglares habitan en pantanos y lagunas.

Las reservas constan de un área central estrictamente protegida, una zona intermedia, en la que se desarrollan actividades no destructivas, y un área externa de transición, que se contempla con el territorio no protegido donde se combina el uso tradicional de la tierra y la investigación experimental. El éxito de la reserva de la Biosfera de Sian Ka’an depende en gran medida de la cooperación y el compromiso de los habitantes, y de proyectos generadores de riqueza como mejoras en técnicas pesqueras, viveros de plantas ornamentales y el turismo.

Para entrar a la reserva de la Biosfera de Sian Ka’an no hace falta trámite alguno ni pagar entrada, y el viajero puede alojarse en Punta Allen, la localidad más importante del lugar. Se aconseja ir en grupo con alguna excursión y no en solitario.

También te puede interesar